Contacta con nosotros

Si tienes dudas o prefieres realizar tus compras por teléfono o email también puedes hacerlo:

  • +34 628 53 50 28
  • info@velaeola.com

¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Cómo Funciona

EOLA es un nuevo concepto de vela diseñada con pie articulado y un sistema que permite fijarla en cualquier embarcación sin necesidad de perforarla. Se trata de una vela desmontable y de fácil manejo, la forma más intuitiva y económica de iniciarse en el mundo de la navegación a vela. – Con una superficie de 250 cm2 (Big sail), plantea la opción de una cremallera que, en caso de vientos muy fuertes, posibilita desprenderse de un 25% de superficie vélica. – Sin la opción de la cremallera pero con la mitad de superficie (125 cm2), la pequeña EOLA (small sail) ha sido diseñada tanto para quienes pretenden iniciarse en la navegación a vela como para quienes ya saben navegar. Esta vela ha sido probada en el mar con fuerza 10 (50 nudos), alcanzando una velocidad en un kayak tandem con dos personas de 15 nudos.

NAVEGANDO CON VELA EOLA

Una vez que tenemos montado el kit de vela con orzas Eola, procedemos a comprobar el funcionamiento de escotas y tensores con que vamos a manejar nuestra vela. Los tensores o estabilizadores laterales (rojo babor y verde estribor) han sido diseñados para posicionar la vela con el ángulo correcto con respecto a la línea de flotación. Fruncen o se fijan en su mordaza correspondiente según la posición de la vela que debamos adoptar. Navegando en ceñida o recibiendo el viento desde una posición lateral, el tensor de barlovento (banda del barco que recibe el viento) siempre trabaja más que el de sotavento (banda contraria). Éste último tensor deberá estar suelto para no retener la botavara y poderla llevar a la banda de sotavento. La escota es el cabo con el que manejamos la vela para hacerla girar sobre su pie o eje hasta un ángulo de 180º Antes de entrar en el agua, conviene hacer un ejercicio de movimiento de la vela haciéndola girar sobre su eje o pie hacia ambos lados y comprobando que el juego de los tensores y escotas funciona correctamente.

vela y orza EOLA

A PIE DE AGUA

Una vez que tenemos montado el kit de vela con orzas Eola, procedemos a comprobar el funcionamiento de escotas y tensores con que vamos a manejar nuestra vela. Los tensores o estabilizadores laterales (rojo babor y verde estribor) han sido diseñados para posicionar la vela con el ángulo correcto con respecto a la línea de flotación. Fruncen o se fijan en su mordaza correspondiente según la posición de la vela que debamos adoptar. Navegando en ceñida o recibiendo el viento desde una posición lateral, el tensor de barlovento (banda del barco que recibe el viento) siempre trabaja más que el de sotavento (banda contraria). Éste último tensor deberá estar suelto para no retener la botavara y poderla llevar a la banda de sotavento. La escota es el cabo con el que manejamos la vela para hacerla girar sobre su pie o eje hasta un ángulo de 180º Antes de entrar en el agua, conviene hacer un ejercicio de movimiento de la vela haciéndola girar sobre su eje o pie hacia ambos lados y comprobando que el juego de los tensores y escotas funciona correctamente.

LA FUNCIÓN DE LAS ORZAS

Las orzas abatibles Eola son el complemento que posibilita la navegación con todos los vientos haciendo que nuestro kayak consiga navegar como cualquier velero. Además de servir para corregir en la navegación la deriva o desplazamiento lateral propiciado por el viento, posibilitan la virada o virada por “avante” aprovechando al máximo el ángulo de ceñida. Dicha virada se consigue desplazando el mango de las orzas hacia atrás para que la orza se dirija hacia proa. Con este movimiento la proa de la embarcación se desplaza hacia la dirección de donde viene el viento, lo que se conoce con el nombre de aproarse al viento u orzar. Por el contrario si desplazamos el mango de la orza hacia delante, la embarcación tenderá a arribar o caer al viento dando lugar a la virada en redondo. De tal forma las orzas abatibles ayudan a mantener el rumbo de la embarcación orzando o arribando según sea necesario.

Función de las Orzas.

TU KAYAK Y EL VIENTO

Cuando el kayak recibe el viento por la proa, o casi por la proa, la vela no porta por más que se cace y el kayak no avanza. Si el kayak se mantiene en esta posición, no sólo no avanza sino que llega a ir hacia atrás. Se dice entonces que la embarcación está proa al viento o “al pairo”. Si con la vela cazada se dirige el kayak hacia una banda cualquiera, habrá un momento en que la vela empezará a portar y el kayak navegará en ceñida, recibiendo el viento por la amura. Si se sigue haciendo girar el kayak, se atravesará al viento. Entonces se dice que navega de través. Siguiendo la misma curva, el kayak recibirá el viento por la aleta. A esta forma de navegar se le llama navegar por la aleta. Si dejamos que el kayak siga girando, se pondrá con la popa al viento. Se dice entonces que navega en popa o de empopada. En este punto nuestra vela, al haber sido diseñada de forma triangular, va compensada. Dependiendo de la intensidad del viento el tripulante deberá echar su peso hacia atrás para no clavar la proa. Si se sigue haciendo la misma curva, el kayak pasará a las posiciones de través y ceñida, hasta quedarse proa al viento nuevamente. Consideramos importante informar al usuario de que en la navegación de kayak con vela, al ser el kayak una embarcación muy ligera, el peso del tripulante va a influir en el dominio de la misma. De tal forma, para sacar el máximo rendimiento a la navegación y evitar la escora se deberá echar el peso del cuerpo hacia la banda de barlovento, en la medida en que la intuición y la experiencia nos enseñe.

SUBIR
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial